¿Están nuestros datos seguros?

La privacidad de nuestros datos. ¿Pueden leer nuestros datos los organismos gubernamentales?

Últimamente están corriendo ríos de tinta sobre la polémica entre Apple y el FBI por el desbloqueo de un iphone apresado a un terrorista implicado en varios asesinatos. No voy a valorar el hecho de si Apple debe colaborar o no con el FBI abriendo una puerta trasera en su sistema operativo para facilitar el acceso de los datos de sus dispositivos a los organismos gubernamentales que lo requieran. El objeto de este post va más allá de este caso en particular y pretende ser una reflexión sobre la privacidad de nuestros datos.

Mucha gente utiliza a diario los servicios en la nube pero no se para a pensar quién custodia esos datos. Aquellos que en su día guardaron sus datos en MegaUpload seguro que sí se han planteado esta reflexión ya.

nuestros datos privados

Muchos de los servicios de almacenamiento en la nube como Dropbox, Google Drive, One Drive de Microsoft, Amazon, etc,… están alojados en servidores en EEUU.

Deja que te haga una pregunta. ¿Dejarías tu dinero metido en un banco que estuviera fuera de tu país?.

Por si no lo sabías hay una ley en EEUU que se llama Patrot Act (acta patriótica) por la que el gobierno norteamericano puede acceder a los datos de cualquier servidor alojado en territorio norteamericano en caso de amenaza terrorista. Pero quien dice atentado terrorista… elige tú la excusa que quieras.

Microsoft lanzó una oferta de almacenamiento ilimitado en One Drive y al poco tiempo la retiró porque alegó que había usuarios que hacían un uso incorrecto del servicio. Según Microsoft se vieron obligados a cambiar las condiciones porque algunos usuarios habían estado almacenando colecciones completas de vídeo o todos los archivos de varios ordenadores. ¿Pero eso cómo lo podían saber?¿No habíamos quedado en que los datos eran confidenciales y que Microsoft no tiene acceso y no los lee?¿Cómo sabe que eran vídeos o que pertenecían a ordenadores distintos?. La respuesta es obvia, estaba monitorizando todo el tráfico que la gente sube a sus servidores.

Como también es bien sabido, Google lee todos los correos que la gente envía a través de Gmail y luego trafica comercialmente con esos datos. El negocio de Google eres tú y tus datos, es la mayor empresa de publicidad del mundo.

Para solucionar parte de estos problemas Europa está obligando a estas grandes empresas a montar centros de almacenamiento en territorio europeo para evitar que ciertos datos estén en suelo norteamericano y estén sujetos a la Patriot Act. Para mi esto no es de gran consuelo porque el que piense que que un gobierno europeo actuaría de distinta manera que uno norteamericano es un iluso.

Volviendo al ejemplo del banco. ¿Meterías tu dinero en un banco que está controlando tus gastos y sabe en qué estás gastando tu dinero en cada momento y que por si fuera poco le diera esos datos a Hacienda o al gobierno de turno?. Yo no.

No es cuestión de tener datos comprometedores o no. Yo no tengo datos sensibles que puedan tambalear las Bolsas o poner en jaque a ningún Gobierno, pero son mis datos y es mi privacidad.

Ya hay muchas empresas que están recurriendo a montar su propia nube y su propio servicio de correo electrónico para no depender de servicios de terceros y tener un control absoluto de sus datos.

Poco a poco este compromiso está llegando al uso doméstico porque el usuario cada vez está más concienciado de la privacidad de sus datos. En este sentido los NAS han llegado para quedarse, porque aunque el uso multimedia, el gestor de descargas y los backups son el uso más generalizados en estos dispositivos, el poder crear y gestionar tu propia nube privada fuera del alcance de curiosos va a ser una función cada vez más importante y demandada.

Piensa en esto y dime si no tengo un poquito de razón.