Router Synology RT1900ac revisión a fondo

Nos ha llegado a las manos de Naseros.com el nuevo router de Synology RT1900ac, un router que fue presentado hace unos meses (en Octubre 2015) y del que ya os hablamos detenidamente en el blog. Lo primero que llama la atención es el diseño del router, con unas antenas que parecen las garras de lobezno (los que disfruteis viendo X-Men lo entendereis) y que dan a este router un aspecto único, algo llamativo, pero muy chulo, no tanto la caja si por ser una unidad demo o si realmente la de venta es diferente, pero lo cierto es que el embalaje sin ser malo, es poco llamativo.
El router es compatible con la última normativa de redes inalámbricas 802.11ac y transmite en espectros de 2,4 y 5 GHz para velocidades de transferencia de datos combinados de hasta 1900 Mbps.
Caja Router Synology RT1900
Router Synology RT1900AC
El arranque y configuración inicial es bastante rápido e intuitivo, simplemente nos conectamos al router ya sea a través de la red wifi del router (SynologyRouter por defecto) o por cable, y desde el navegador (ya sea desde un ordenador, una tablet o un movil) metemos la dirección 192.168.1.1  (o bien http://find.synology.com/#) y a partir de ahí tendremos un asistente que nos ira guiando para poner el nombre a la wifi, la clave, crear el usuario admin, etc., curiosamente en ninguna parte del proceso aparece (o yo al menos no la he visto) la opción para cambiar los datos como la IP del router, configurar el DHCP, etc… algo que puedo llegar a entender ya que en la mayoria de casos son datos que el usuario medio no entiende bien y que se suelen dejar por defecto, pero que no es menos cierto que para el usuario avanzado que si quiera cambiarlo es algo molesto.
Configuracion inicial Router Synology RT1900AC
 
También tengo que decir que si bien todo esto es sumamente intuitivo y rápido en lo referente a la configuración, en lo referente a los reinicios del router la cosa cambia, ya que siguiendo las tradiciones de los NAS, los tiempos de arranque del router no son de los más rápidos del mercado precisamente, también debido a que el sistema operativo que lleva es mucho más pesado (y sobre todo potente) que sus homónimos de otras marcas. En caso de tener que volver a ponerlo de fabrica tampoco es lo más intuitivo del mundo ya que a diferencia de la gran mayoría de productos del mercado donde se tiene que apagar el dispositivo y después arrancarlo pulsando el botón reset, o bien dejar pulsado unos 3-5 segundos el reset, aquí la cosa se tiene que alargar hasta los 10 seg, algo que cuando no se sabe se vuelve algo desconcertante (doy fe). En cualquier caso no hay que olvidar que estos detalles “malos”, son realmente minucias ya que ni tendremos que reiniciar el router demasiado a menudo (en teoría) ni mucho menos reiniciarlo.
El funcionamiento del router es el que se le espera, y es que es un dispositivo sumamente competente teniendo en cuenta el rango de precios en los que se mueve (unos 170€). La velocidad de navegación es la misma que he podido comprobar con mi otro router y respecto al alcance de la señal wifi, si bien es cierto que es muy parecido a la de otros routers, lo cierto es que en mi casa esta llega ligeramente más lejos  que la de mi actual router tp-link, hablo de un par de metros, pero en algunos puntos ciegos de la casa es la diferencia entre tener o no tener internet en un momento dado, algo que es muy de agradecer.

La Interface

Aquí es donde Synology da un puñetazo en la mesa y rompe con todo, la interface, sumamente parecida como no podía ser de otra manera a la de los NAS de la marca, es sublime comparada con la competencia en la mayoría de los casos, y aunque evidentemente no he visto todas las interfaces de todos los routers, apostaría a que si no es la mejor la de este router, no se debe quedar muy lejos de la ganadora.
Interface Router Synology RT1900AC
Desde la interface web tenemos acceso a absolutamente todo lo que necesitemos, no notando ninguna carencia de opciones destacable. Podremos desde llevar a cabo una monitorización del sistema actual (incluyendo activar o desactivar las redes wifi con un solo clic), a cambiar las direcciones IP, pasando por uno de los mejores controles paternales que podréis encontrar (se puede decidir quién puede navegar por donde y a que horas), llevar un control preciso de que dispositivo esta conectado en cada momento, cortafuegos, etc.
Dada la potencia de su procesador, un dual core a 1.0 ghz, este router es capaz de hacer muchas tareas además de las propias de un dispositivo de su clase, por ello contamos además con un instalador de paquetes donde encontramos muchas de las opciones que tienen sus hermanos mayores los NAS, pudiendo descargar por ejemplo Download Station (no hay que olvidar que a este router le podemos conectar discos duros o impresoras por USB así que es un mini NAS en potencia), servidor DNS, servidor Radius, VPN.

La aplicación móvil

La App móvil, disponible tanto para móviles como tablets, tengo que decir que es de lo mejorcito que han hecho en Synology en este aspecto, y desde luego es mucho mejor que las de los NAS, mucho más feas y limitadas y que al lado de esta queda patente que Synology tiene que darles un buen lavado de cara. Desde la App, aunque lamentablemente no podemos hacer absolutamente todo (esperemos que poco a poco vayan añadiendo opciones), sí que podemos hacer las más comunes, desde mirar el tráfico, a gestionar todo lo referente a control parental, pasando por supuesto por control de tráfico (incluso asignando distintas prioridades de navegación a distintos dispositivos), y llegando incluso a poder gestionar todas las opciones de seguridad tales como el reenvío de puertos, cortafuegos o bloquear IPs.
Desde la pantalla de la visión general podremos ver el tráfico actual o bien ver de un vistazo el status de nuestra red, donde pulsando en el icono del wifi podremos cambiar el nombre del SSID, ver los distintos dispositivos conectados por wifi o ethernet, activar el WPS, ver las notificaciones o desactivar las luces del router para que no molesten por la noche.

Conclusiones

Un router que enamora, así de simple, su diseño no es el más bonito (aunque es original) pero desde luego el software que lo acompaña nos hace preguntarnos cómo hemos podido vivir en la prehistoria tanto tiempo. La interface es fantástica tanto en su versión móvil como de escritorio y encima el cacharro funciona muy decentemente así que… ¿a que esperas para comprarlo?