Cómo montar una red Gigabit, añadir un segundo router o mejorar la cobertura wifi.

Como he recibido varios correos de gente con problemas a la hora de montar una red gigabit o configurar un segundo router para amplificar la señal wifi voy a explicar varios conceptos que debemos tener claros y que generalmente son la base de nuestros devaneos.

En primer lugar debemos distinguir la diferencia entre un modem y un router. Lo que las operadoras telefónicas nos envían a casa al contratar internet es un “modem-router”, son dos dispositivos en uno. Lo que ocurre es que con el tiempo y por comodidad ha ido perdiendo la palabra “modem” para acabar llamándose  “router” a secas.

Si recordáis antiguamente cuando internet era muchísimo más lento y no existían las conexiones ADSL, teníamos una cajita que tenía una entrada de teléfono por un lado y una salida de conexión ethernet por el otro o simplemente estaba alojado dentro del ordenador. A esos dispositivos les llamábamos modems y sólo podíamos conectar un único ordenador. En esa época no existían (por lo menos su uso no era generalizado) las redes wifi, ni conectábamos varios ordenadores o  dispositivos a la red, sobre todo porque a esas velocidades de conexión sería insufrible. Entonces no hablábamos de rotures, sino de modems. Un modem es un dispositivo encargado de convertir la señal analógica de la línea telefónica en una digital, permitiendo la comunicación entre computadoras, es decir, es el dispositivo querealmente hace que tengamos internet.

InternetTarjetaModemInterno

Los routers llegaron más tarde y en español quiere decir “enrutadores”, es decir son los encargados de repartir, enrutar o encaminar la señal que le da el modem entre los distintos ordenadores o dispositivos que tengamos conectados. Por eso los antiguos modems (llamados monopuesto) sólo eran capaces de conectar un único ordenador. Después pasaron a tener varios puertos o conexiones ethernet  (generalmente cuatro) y poder conectar varios equipos simultáneamente. Con el tiempo posteriormente tuvieron capacidad wifi y ya podíamos tener conectividad inalámbrica.

Actualmente todos los rotures tienen capacidad wifi y varias salidas ethernet, pero aunque los llamemos así por comodidad, en su interior también hay un modem porque sin él no tendríamos conexión a internet y el router no tendría ninguna señal que repartir entre los distintos equipos. Este es un concepto que debemos tener muy claro cuando queremos cambiar nuestro modem-router por otro mejor, bien sea para darle capacidad Gigabit o por otro con mayor
intensidad de señal wifi para llegar a todos los rincones de la casa.

 

router

Evidentemente podemos cambiar nuestro dispositivo por otro mejor que tenga las dos funciones incorporadas: la de modem y la de router, pero no es lo habitual, ya que hay muy pocos modelos, suelen ser caros y difíciles de configurar. Lo más habitual es aprovechar la función de modem que lleva incorporada nuestro modem-router y que la función de router la haga el que vayamos a comprar o añadir.

Cuando queremos que el dispositivo modem-router que ya tenemos haga sólo la función de router y le pase la señal de internet al router nuevo, para que éste haga las funciones de enrutador  decimos que el primer dispositivo está en “modo bridge”. Bridge quiere decir “puente” en inglés, es decir, es una pasarela entre el internet que nos da nuestra operadora y el router encargado de distribuir esa señal. Un error muy habitual es poner en modo bridge el dispositivo nuevo, pero como acabo de explicar no tiene sentido porque él es el que debe recibir la señal.

Para poner el modem-router en modo bridge deberemos buscar nuestro modelo en internet o llamar al servicio técnico (SAT) de nuestro proveedor de internet para averiguar cómo se hace, ya que varía de un modelo a otro.

El router nuevo será el encargado de gestionar los dispositivos que se conectan a él, por lo que el DHCP, la gestión de puertos, la configuración de la wifi,etc,… será cosa suya. El modem-router antiguo no deberá hacer nada de esto porque tan sólo convertirá la señal del teléfono en la señal de internet que pasará al nuevo router para que la gestione.

Esta es la forma correcta de hacerlo porque los dispositivos que nos ofrecen las operadoras son muy malos y además suelen estar ”capados” de manera que no nos dejan hacer muchas cosas que son capaces de hacer y que a dichas operadoras no les interesa que hagamos.

diferencias-modem-router1-tut

Otra manera más sencilla pero menos efectiva es conectar directamente un segundo router al que ya tenemos. En este caso modem-router original hace la función de modem y de router, pudiendo conectar varios equipos a él y generalmente creando una red wifi si así lo tenemos configurado. El segundo router lo conectamos directamente mediante un cable ethernet al primero y su función será volver a repartir la señal que le llega y si queremos podemos generar una segunda red wifi. En este caso tendremos un modem que abastece a dos enrutadores y que cada uno red ellos reparte la señal entre los dispositivos conectados, asignando cada uno sus propias IP´s  a través de sus respectivos DHCP. Cada router tendrá señales y redes wifi distintas, con nombres de red distintas y claves también distintas, a no ser que desactivemos alguna de ellas.

Existen métodos más potentes y complejos de configurar una red, como por ejemplo utilizar repetidores DD-WRT ,pero por ahora no quiero no confundidos y trataré este tema en algún post más adelante

En el caso de querer montar una red Gigabit y que tu modem-router no lo sea tienes dos opciones. La primera es hacer lo antes descrito, comprando un router que sea Gigabit  e incorporarlo a nuestra red. La segunda es comprar un switch Gigabit y conectarlo directamente al modem-router que tengas  (da igual que sea 10/100 y que no sea Gigabit). En este segundo caso conectaremos el switch   directamente al modem-router mediante un cable y todos los dispositivos con capacidad Gigabit que tengamos (NAS, Imac, ordenador,…) los conectamos directamente al switch. De esta manera todos los dispositivos Gigabit estarán conectados entre si a través de del switch a velocidad Gigabit, aunque el modem-router no lo sea.

computer-network-components-router

Por último no debemos confundir la velocidad de la red ethernet con la de la red wifi. Podemos configurar una red Gigabit y obtendremos velocidades de transferencia muy altas cuando nos conectemos por cable ethernet pero cuando lo hagamos a través del wifi estaremos limitados a la velocidad de conexión que tenga el protocolo de la wifi. La wifi de un equipo, ya sea el router o el dispositivo con el que nos queremos conectar, es del tipo 802.11 b/g/n o como normalmente decimos de tipo g, n,…  Habitualmente los dispositivos de hoy en día son del tipo “n” y su velocidad está muy por debajo de las conexiones Gigabit. Actualmente ya existen dispositivos con el protocolo “ac” que ofrece velocidades muy cercanas a Gigabit, pero recuerda que ambos deben tener este protocolo: el router y el dispositivo a conectar.