Acelera tu red y soluciona los problemas de bloqueo

Acelera tu red y soluciona los problemas de bloqueo con los switches D-Link DMS-105 y DMS-108

Si tienes una red doméstica o de pequeña oficina y quieres disfrutar de una transmisión de vídeo fluida y sin cortes tienes que ver esto.

Los switches D-Link DMS-105 y DMS-108 son dos modelos de gama de entrada, sin gestión y en formato de sobremesa que te ofrecen una solución sencilla y eficaz para mejorar el rendimiento de tu red. En este artículo te explicamos sus características técnicas y cómo funcionan con la tecnología IGMP snooping para optimizar la transmisión de IPTV.

Acelera tu red y soluciona los problemas de bloqueo

Características técnicas de los switches D-Link DMS-105 y DMS-108

Los switches D-Link DMS-105 y DMS-108 son dispositivos plug-and-play que no requieren configuración para comenzar a funcionar. Solo tienes que conectarlos a tu router o módem y a los dispositivos que quieras conectar a la red, como ordenadores, consolas, smart TV, cámaras IP, etc. El switch DMS-105 tiene 5 puertos Ethernet de 2,5 Gbps, mientras que el switch DMS-108 tiene 8 puertos Ethernet de 2,5 Gbps.

Ambos tienen una capacidad de switching de 25 Gbps y 40 Gbps respectivamente, lo que significa que pueden procesar el tráfico entrante y saliente sin generar cuellos de botella ni ralentizaciones.

 

Los switches D-Link DMS-105 y DMS-108 tienen una carcasa metálica robusta y compacta que les permite soportar altas temperaturas y disipar el calor sin necesidad de ventiladores, lo que reduce el ruido y el consumo eléctrico. Además, cuentan con funciones de calidad de servicio (QoS) y control de flujo que priorizan los datos importantes para una entrega eficiente, así como con detección del estado del enlace que apaga automáticamente los puertos que están inactivos o no conectados, lo que ahorra energía y prolonga la vida útil del switch.

Cómo funciona el IGMP snooping para optimizar la transmisión de IPTV

El IGMP snooping es una función muy importante en los switches de red que permite controlar el tráfico multicast, es decir, el tráfico que se envía desde una fuente a múltiples destinatarios simultáneamente.

Sin embargo, si el switch no tiene la capacidad de distinguir entre los paquetes multicast y los paquetes unicast (que se envían desde una fuente a un solo destinatario), lo que hace es reenviar todos los paquetes multicast a todos los puertos del switch, lo que genera una inundación de tráfico innecesario que afecta al rendimiento de la red y a la calidad del vídeo.

 

Si bien el IGMP snooping resuelve este problema al escuchar y analizar los mensajes IGMP que se intercambian entre el router (que actúa como fuente multicast) y los dispositivos clientes (que actúan como receptores multicast). Estos mensajes sirven para establecer y administrar las membresías de los grupos multicast, es decir, para indicar qué dispositivos quieren recibir qué canales o programas.

De esta forma, el switch puede crear una tabla con las direcciones MAC e IP de los dispositivos clientes y los grupos multicast a los que pertenecen, y así reenviar solo los paquetes multicast a los puertos correspondientes, evitando la inundación del resto de puertos.

Ahora sabemos que el  IGMP snooping mejora significativamente la eficiencia del ancho de banda disponible y la seguridad de la red, ya que evita que se desperdicie tráfico multicast en dispositivos que no lo solicitan o no lo necesitan. Además, mejora la experiencia del usuario al ver IPTV, ya que reduce el retardo, el jitter y la pérdida de paquetes que pueden provocar cortes o pixelaciones en el vídeo.

Video para  acelerar tu red y soluciona los problemas de bloqueo.

Si todo esto te parece complicado, te he preparado un vídeo donde te lo explico todo de una manera muy fácil.